Un espacio en México para los animales

juliana
 
 
Juliana Ríos Barberi
Directora RAYA
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

En un mundo de contradicciones

Para RAYA siempre ha sido importante la constante actualización y el aprendizaje incansable en términos académicos y científicos. Creemos firmemente que la defensa de los animales debe trascender el sentimentalismo y argumentarse de manera correcta con el fin de poder ejercer la labor altruista que elegimos.

Entre el 17 y el 24 de enero se llevó a cabo en Ciudad de México la IV Conferencia Internacional Minding Animals. El evento contó con la presencia de cientos de académicos y estudiosos de todo el mundo, filósofos en su mayoría, abogados, antropólogos, geógrafos, biólogos, médicos veterinarios, ingenieros biomédicos, etc. Todos con un solo lema: poner a los animales en las mentes de las personas con el fin de lograr su protección e inclusión en el pensamiento global, desde todas las perspectivas humanas.

WhatsApp Image 2018 02 14 at 15.45.18

Fue una agradable sorpresa poder compartir con personas tan capacitadas, con pensamientos, intereses y sentimientos comunes a los nuestros, o personalmente al mío, sobre el rol y la responsabilidad que tenemos con los demás seres con quienes compartimos el mundo. Pero también fue un reto positivo entender posturas nuevas que nos estimulan e invitan a ampliar horizontes y conocimiento.

Tanta información recibida hace que nos cuestionemos de manera inevitable sobre temas sociales que afectan no solo a los demás animales, sino también a nosotros mismos como especie. La opresión no es únicamente hacia ellos, está dirigida a las mujeres, los negros, los homosexuales y todo aquel   que se considere diferente a los ojos de algunos que, desgraciadamente, tienen el poder de decidir sobre las vidas de otros.

WhatsApp Image 2018 02 14 at 15.45.19
Obra expuesta en Casa Borda, Cuernavaca

En un país como México donde los animales son protagonistas de la historia y la cultura, donde sus representaciones artísticas ricas en colores y leyendas alegran el alma y el corazón, es paradójico -y esperable, como sucede en todos los países del mundo- que haya costumbres crueles con los animales, fomentadas principalmente por la industria alimentaria, el entretenimiento y la irresponsabilidad. Es triste que al recorrer los Pueblos Mágicos, encantadores terrenos colmados de historia, arte y arquitectura, el lema sea "Lugar en donde todo lo que se arrastra, camina y vuela se va a la cazuela"; y, peor aún, que a manera de chiste se afirme que aquella es la razón por la que "no hay perros en la calle". Sin ir muy lejos, se pueden ver especies exóticas ofrecidas en el menú y tigres de Bengala disecados como adorno en un popular mercado de la ciudad.

WhatsApp Image 2018 01 29 at 16.10.30
Foto por Carlos Crespo

Pero la cosificación del animal y la insensibilización a su sufrimiento son globales, no es un problema solo de este hermoso país, sino del mundo entero. Es un problema de cada uno. Quizá nos negamos a ver el dolor, volteamos la cara porque nos sentimos incómodos al saber que somos quienes financiamos la vida miserable y la muerte tormentosa de billones de animales al año. Envenenamos la Tierra, los aniquilamos, los desplazamos, los perseguimos, los tratamos de invasores, nos vestimos con ellos y hacemos rituales. Hacemos de su existencia un infierno permanente.

La cosa tampoco es fácil para quienes tomamos posiciones personales para disminuir el sufrimiento de los animales, principalmente aquellos que decidimos llevar dietas vegetarianas o veganas y que tenemos que padecer chistes, insultos y bullying permanentes por esta decisión. Basta con ver la comidas que nos son ofrecidas para darse cuenta del desconocimiento del tema o la minimización de esas decisiones por parecer sentimentales, hippies o completas tonterías. Un ejemplo es la comida vegetariana que solicité a Copa Airlines con meses de anticipación y que como pueden ver en la foto, de vegetariana no tiene nada, y   cuando en una aerolínea se le atina a lo vegetariano, se limita con suerte a lechuga con pimentón.

WhatsApp Image 2018 01 25 at 14.42.41

Sin embargo, no todo es malo. Es satisfactorio saber que el país avanza y que hay más luchadores peleando por lo justo, por lo correcto, construyendo sociedades armónicas y equilibradas que no necesiten explotar y oprimir para florecer, son humanos decididos a cambiar el mundo.

La mayoría de las delegaciones de la Ciudad de México, están comprometidas con mejorar la relación humano-animal más cercana que tenemos y han instalado, en casi todos los parques, espacios cerrados exclusivos para que quienes comparten sus vidas con perros puedan disfrutar momentos de esparcimiento y diversión sin peligro de que estos sean atropellados. Además, han dispuesto vallas educativas que buscan que el responsable de los animales realice de manera correcta su labor de cuidador proporcionando atención básica a su animal, sin olvidar el hecho de convivimos también con otros seres humanos.

WhatsApp Image 2018 02 14 at 15.45.21

Este cambio de pensamiento, que además implica una reevaluación de nuestras costumbres artísticas, gastronómicas y de consumo, es un movimiento global que crece y que cada vez está representado por gente más comprometida y decidida. Hay mucha gente muy inteligente en el mundo, grandes académicos que buscan soluciones a las problemáticas entre humanos y otros animales. Filósofos, abogados, antropólogos, colectivos, todos ellos comprometidos con sus objetivos, buscando la conservación compasiva de especies, la ética y el derecho animal, el ordenamiento territorial que no perjudique a los animales, la solución de conflictos, la paz.

WhatsApp Image 2018 02 14 at 16.09.35

No son solo los "peluditos", término a mi parecer bastante peyorativo que algunos "animalistas" usan para referirse a los perros y gatos, son también los delfines de los acuarios del mundo, los canguros exterminados en Australia, los pumas en California, las ratas usadas para experimentación animal y los millones de vacas, cerdos, gallinas, peces, ratones, cóndores y otros acribillados diariamente con nuestra complicidad silenciosa, con nuestro papel pasivo y cómodo, con nuestro dinero.

Tener la oportunidad de haber estado en este espacio del conocimiento, solo ha ratificado más mi compromiso por seguir cambiando mi propia vida para cambiar el resto del mundo. Es necesario generar un cambio personal radical si queremos permanecer más tiempo en este planeta y disfrutar todas las maravillosas creaturas con las que tenemos la suerte de COEXISTIR.

0
0
0
s2sdefault

Suscríbete a nuestro boletín

* campo requerido
Formato de correo preferido

Powered by MailChimp

Visit betroll the best bookies