Peleas de Gallos

Las peleas de gallos se conocen también como riñas de gallos y son el escenario para una lucha o combate que se lleva a cabo entre dos individuos de una misma raza de aves que se conoce como “gallos finos de combate” o “aves finas de combate”.

Ésta práctica tiene sus orígenes en Asia. Se calcula que desde hace más o menos 2.500 años se lleva a cabo en China y es posible, que mil años antes tuviera protagonismo en la India. Se tienen registros históricos que dicen que en la Antigua Roma eran muy promovidas, con el fin de inculcar a los guerreros la valentía que tenían los gallos al luchar hasta morir. Las peleas de gallos, llegaron luego a América, como una práctica heredada de los españoles.

Los gallos utilizados en las peleas son animales que fueron propiciados por el ser humano para su disfrute y son expuestos a situaciones de estrés con el fin de que aprendan a responder violentamente a diferentes situaciones, más violentamente de lo que actuarían en época de celo estando libres.

Características

Ésta actividad se lleva a cabo normalmente en una arena, denominada “arena palenque”. En el centro es marcado un cuadro con más o menos cuatro metros por lado y unas líneas que atraviesan de centro a centro cada lado. Se marca un último cuadro en todo el centro de la arena, donde son introducidos los gallos para iniciar la contienda.

Para cada round se escogen dos gallos, se depositan en el sitio y se incitan a la pelea; estos se dan picotazos y se agreden hasta que uno de los dos se rinda. El modo de rendirse es caer muerto o debilitado por el desangramiento y las heridas. El gallo que quede en pie luego de demostrar las mejores cualidades, sin importar el número de posibles heridas fruto de la contienda, es el ganador.

En algunas regiones las riñas de gallos son adornadas con espolones artificiales que pueden estar hechos de plástico, hueso de pescado, carey o acero y proporcionan facilidad al animal para herir a su oponente en medio de la lucha, mucha más facilidad que la que le ofrecen sus espolones naturales. En otras variaciones de la pelea de gallos, los espolones naturales son recubiertos con una envoltura con el fin de que la pelea se prolongue más, pues el gallo tendrá menos armas y demorarán más tiempo en derrumbar al contrincante.

En los casos en que no se hace nada con los espolones a las peleas se les denomina Pelea a Talón Desnudo.

Se conoce otra modalidad en la que a los gallos se les amarra una navaja en la pata izquierda, con medidas y formas variables (desde ¼ pulgada hasta 4 pulgadas), complementando de éste modo a su arma natural de pelea; esto se ha practicado en Estados Unidos, Perú, México, Nicaragua, Honduras y Filipinas.

Opiniones encontradas

En las peleas de gallos es común encontrar que los animales que sobreviven quedan con daños graves como puede ser la pérdida de un ojo o de ambos. Aún así, en muchas partes del mundo ésta práctica está escudada bajo el argumento grosero de que es un deporte tradicional, que viene por tanto con la cultura de los pueblos y que por dicha razón no puede ser suprimida (este argumento es usado también para defender las corridas de toros). Como es de esperarse muchas personas no están de acuerdo con éstas actividades y las tachan de Crueles con los Animales.

Los defensores de las riñas de gallos, argumentan que la finalidad de éstas es seleccionar los mejores gallos para colección o para negocio, pues como éstas se presentan en igualdad de condiciones en lo que se refiere al peso y al arma (natural o postiza), va a sobrevivir el mejor. Dicen además, que en estado salvaje ellos pelearían del mismo modo para encontrar el macho dominante que sería el reproductor de su manada, hasta la aparición de un nuevo retador, bien sea un macho joven o adulto. Para los detractores (comúnmente defensores del bienestar animal) los objetivos son la diversión y recaudar dinero con las apuestas, sin importar, ni por un segundo, la vida del animal.

Los seguidores de ésta práctica dicen frecuentemente que los gallos utilizados en las peleas tienen una mayor predisposición al enfrentamiento pues son muy territoriales y por tanto violentos, pero la contraparte argumenta que aunque esto es cierto ellos en la naturaleza no pelearían hasta morir, pues solamente se enfrentarían unos minutos y rápidamente sabrían cuál es el ganador, siendo el perdedor el que saldría corriendo para huir, lo que da la certeza de que ninguno moriría. En defensa de los gallos se añade, además, que si no son criados y entrenados para combatir con tanta fiereza estos animales no atacarían con tanta firmeza y agresividad, incluso algunas organizaciones han llegado a afirmar que a los gallos les inyecta ocasionalmente sustancias tanto legales como ilegales, como estricnina, cafeína, anfetaminas y epinefrina.

Los detractores acuden a diversos motivos para censurar ésta práctica, según funcionarios de ADENA (Asociación para la Defensa de la Naturaleza) en Canarias, las peleas de gallos “causan graves problemas a los animales y se ha demostrado que sufren y mueren”; a esta aseveración los criadores afirmaron que: “(refiriéndose a los gallos) están en una continua lucha jerárquica y su instinto es matar al rival”; a lo que ADENA respondió que “es cierto el hecho de que la rivalidad entre gallos es instintiva, pero otra cosa es que se le entrenen y se les ponga en un sitio específico con el único objetivo de que se maten" y que "una cosa es la competencia instintiva y otra cosa es propiciar el espectáculo con la pelea y la muerte de los animales”.

Otra de las organizaciones que se ha manifestado públicamente es Ecologistas en Acción afirmando que no se puede justificar éste accionar con el muy desgastado argumento que dice que mantiene la existencia de una especie, como afirman algunos partidarios, porque realmente “este tipo de gallo no es ni mucho menos una especie, sino una raza, resultado de cruces artificiales y no está fijado su fenotipo”. Éste movimiento animalista y ambientalista también tacha de incongruente un argumento que tienen los seguidores de éstas peleas, que reza que a diferencia de la tauromaquia, allí la lucha es entre iguales y por eso no se puede catalogar como cruel, diciendo que “se olvidan de apuntar que los entrenan para que sean agresivos y que en el momento de la lucha están encerrados en una jaula o en un espacio muy acotado, por lo que los animales no podrían huir”. Lo que quiere decir que lo que es cruel es que se inciten los animales a luchar, agredirse y herirse sin poder huir antes de la muerte, como lo harían en estando libres.

Legalidad

Las peleas de gallos son legales en la mayoría de países latinoamericanos, así como en las Islas Canarias (en el resto de la localidad Española están prohibidas) y en Filipinas. En muchos otros lugares, las peleas en las que se involucren animales, están estrictamente por fuera de la ley, basándose en la oposición a las apuestas o el rechazo al maltrato animal o, incluso, ambas.
Detallando la información de algunos países tenemos que:


Argentina: Este país cataloga las peleas de gallos como ilegales, excepto la Provincia de Santiago del Estero, que no sigue dicha ley. En ésta sentido se ha debatido una incongruencia que no ha podido, hasta la fecha, ser resuelta, pues la ley nacional 14.346 prohíbe explícitamente las riñas de gallos desde 1986 y la ley provincial 5574 las permite, pues la Dirección de Deportes Provincial extiende los permisos del caso y administra los ingresos generados por la recaudación.

Estados Unidos: Las peleas de gallos fueron prohibidas en los 50 estados. El último en ilegalizarlas fue Louisiana (en el año 2008). Se sabe que 30 estados y el Distrito de Columbia han declarado como ilegal el poseer un gallo para fines de peleas. Además, en 40 estados es ilegal ser espectador. A nivel interestatal en el Acta de Protección de Animales se establece como ilegal el transporte fuera del estado de gallos, siempre y cuando el destino sea un área donde estén prohibidas las peleas.
No obstante, se sabe que se llevan a cabo peleas de gallos en forma clandestina  a nivel nacional. Se han reportado en ciertos estudios e investigaciones que el dinero recaudado no es reportado en la recaudación de impuestos y además, que las peleas de gallos están ligadas en la distribución de drogas.

México: En la capital están prohibidas pero se sabe que las peleas de gallos en éste país forman parte de un lucrativo negocio que las ha sabido decorar con espectáculos musicales en casi todas las ferias y fiestas regionales. En los estados de México donde son más comunes las peleas son Aguascalientes, Jalisco y Sinaloa.

Perú: En éste país no hay restricción alguna;  el espectáculo se desarrolla en Coliseos, los cuales tienen como ambiente principal un ruedo de arena al que se accede por tres ingresos (Juez, derecha e izquierda); de estos últimos emergen los gallos con su respectivo careador y el Juez tiene como elemento de careo una tabla de madera.
En Perú los campeonatos se dividen en dos: Campeonatos de a Pico y Espuela, que cuentan con un gallo de semejantes características de países americanos. Y los Campeonatos a Navaja, cuyo peso y tamaño difiere de los anteriores, siendo de ésta manera un campeonato a libre peso, cuyo gallo recibe el nombre de Gallo Navajero Peruano; allí se utilizan un arma que recibe el nombre de “Hoja de Olivo” que está hecha en acero y cuyos campeonatos se encuentran en Lima (Coliseo Sandia, Coliseo El Rosedal, Coliseo Abraham Wong, Coliseo Circulo Gallístico del Perú y Coliseo el Valentino de la Asociación de Criadores de Gallos a Navaja en el Perú).

Puerto Rico: Se definen como un deporte y forman parte de la cultura del pueblo, es por esto que cuentan, a lo largo del país, con 128 galleras para el desarrollo de las mismas.

República Dominicana: Es un deporte legal en un país en el cual no es raro ver a grandes deportistas, de importantes ligas, disfrutando de los espectáculos, al igual que a empresarios e industriales. Todo esto está regulado por el ayuntamiento de su municipio de cabecera.  Cabe anotar, que en el año 1996 se introdujo por ley el uso de espuelas hechas con concha de carey  y se introdujeron para la venta las espuelas plásticas en todo el país. Así mismo, hay que tener en cuenta que esta medida se tomó no por el bien de los animales, sino para proteger el carey que se encuentra en vía de extinción.

España: Están prohibidas a excepción de Canarias, lugar donde están permitidas para aquellas localidades donde se hayan celebrado por costumbre a través de los años. Las apuestas son ilegales en todo el territorio. Canarias cuenta con 24 asociaciones o galleras que apoyan ésta práctica y son constantemente criticadas por ecologistas o defensores de animales.

Inglaterra: En el caso específico de la Inglaterra antigua, las peleas de gallos, junto con el deporte sanguinario del lanzamiento de gallinas, era la diversión principal del día martes feriado. Sin embargo, la opinión pública declaró su opinión en contra de éstas actividades.

Colombia: En el momento en que Colombia surgió como República, asistir a las peleas de gallos, siendo una actividad puramente española, se convierte en un pasatiempo de renombre y muy popular entre ciudadanos del común e incluso políticos. A pesar de algunos debates surgidos en éste país, las peleas de gallos aún son legales. La noticia más reciente que se registra al respecto, data del 01 de Julio del 2009 y se trata de un informe entregado por el señor Procurador Alejandro Ordoñez a la Corte Constitucional, quién salió a la defensa de las corridas de todos y las peleas de gallos. Expresó que le parece que dichos espectáculos son manifestaciones culturales y artísticas de los Colombianos, ésta opinión abarca prácticas como el coleo, rejoneo, las corridas de toros, las novilladas, las corralejas, las tientas, las becerradas y las riñas de gallos, de acuerdo por lo informado por el periódico El Tiempo, de éste país.

Tema de polémico: El caso de Nuevo México

Éste tema ha desatado polémicas a nivel mundial, en países diferentes y por motivos diferentes que generalmente rondan entre las apuestas, maltrato y/o explotación a los animales. Hace un par de años el Periódico Estadounidense New York Times publicó un artículo que hacía referencia a un suceso ocurrido en Chaparral, Nuevo México. Se narraba el artículo que Ciento Cincuenta Agentes fueron preparados con entrenamiento especial durante dos semanas, luego determinado día partieron hacia un lugar y siendo respaldados por un helicóptero incursionaron en un pueblo del desierto, no estando interesados en tráfico de drogas o delincuentes comunes, solo les interesaba una cosa: Peleas de Gallos.  Pero al momento de allanar lo que se había anunciado en el mes de Diciembre como el Derby de Navidad de las Peleas de Gallos, esperando como mínimo a unas trescientas personas, solo encontraron más o menos a doce. Se corrió el rumor de que los apostadores habían sido avisados (año 2008).

Las evidencias indican que en el año 2007 Nuevo México se convirtió en el estado número 49 en poner las peleas de gallos en la lista de actividades ilegales.  Éste estado, al igual que muchos otros a lo largo del mundo, ha destinado enorme cantidad de recursos para terminar con este mal llamado deporte, pero como su condena se cataloga como “falta menor”, los apostadores y criadores siguen con su actividad pues el dinero lo amerita. Y esto lo respalda una afirmación hecha públicamente por el señor Ed Lowry que tiene una gran cantidad de gallos y que es director de la New México Gamefowl Association, un grupo gremial de peleas de gallos, sin fines de lucro y que ha defendido la actividad incluso en los tribunales, quien afirmó: “Una pelea de gallos me muestra lo que debe ser un americano, te defiendes hasta la muerte”.

Las autoridades afirman que para eludir a los policías y a la ley, los promotores han trasladado las peleas a sitios clandestinos en propiedades privadas. Se dice que en ocasiones se han encontrado puestos de observación en la cima de las mesas y parlantes que en lugar de música ahora están sincronizados con radios policiales.

Aunque nacionalmente se vislumbra que los defensores de los derechos de los animales están ganando la guerra, siendo incluso muy beneficiados con el caso de Michael Vick, condenado por ser precursor de peleas de perros, pues esto ha colocado los casos de crueldad animal en primera plana y ha hecho que las personas y los medios se cuestionen al respecto. Incluso se llegó a reportar en el año 2007 que la revista dedicada a las peleas de gallos más grande de éste país, de nombre Gamecock, ha bajado a 8.000 ejemplares vendidos después de haber tenido 14.000 en la última década; todo esto sucedió cuando los estados aumentaron la pena por crueldad hacia los animales. También se reportó que la comunidad más amplia de aficionados a las peleas, que llegó a ser una industria de unos 80’000.000 de dólares, está sufriendo. En Nuevo México, las ganancias que se obtienen en tiendas de mascotas y en las galleras, han bajado a la fecha más o menos un 70%, afirman algunos dueños.
Así que este es un pequeño ejemplo, solo uno, de la lucha que protagonizan algunos países en contra de la ilegalidad y en pro de los derechos de los animales.

¿Objeto de diversión?

Son múltiples las voces que están en contra de las peleas de gallos como objeto económico o como sujeto de diversión, viéndolas como un abuso por parte del ser humano mal tratador de animales no humanos. Los animales no deben ser un objeto para la diversión, no hay razón para pensar que ellos vinieron al mundo para sostener económicamente a las personas, mucho menos para alimentarlos o vestirlos y muchísimo menos para divertirlos a costa de su sufrimiento. No importa si son una tradición, los seres humanos en uso de su muy mencionado libre albedrio, están capacitados para escoger lo que es mejor o peor, están capacitados para decidir lo que es correcto o incorrecto y por tanto, no se puede escudar una actuación bizarra y cruel tras el argumento de la cultura y la tradición. Es innegable que existen tradiciones que deberían ser prohibidas por su matiz violento en contra de los animales.

Fuentes:

http://www.lavozdelanzarote.com/article7492.html
http://www.laopinion.es/secciones/noticia.jsp?pRef=2009020800_9_198718__Sociedad-Tradicion-salvajismo
http://www.azcentral.com/lavoz/spanish/us/articles/us_123936.html
http://www.gallos.com.ve/seleccion-de-reproductores-y-cria-de-gallos/seleccion-de-reproductores-y-cria-de-gallos/la-ciencia-y-el-arte-de-la-cria-de-gallos-de-pelea.html

0
0
0
s2sdefault
Visit betroll the best bookies